Categorías



Información

Monegros 2018

Posted by
Monegros 2018

Después de varios años en el top ten, este año yo mismo me había metido mucha presión, había entrenado mucho menos y las últimas carreras no habían sido buenas. Sin embargo el recorrido se adaptaba muy bien a mis características y salía por primera vez del primer cajón.


Sariñena estaba a tope con un montón de ciclistas por todos los lados y algo más caótico por tener que aparcar a 2km de la salida por la "magnífica" organización. Con más tranquilidad pude recoger el dorsal ya que salir en el cajón Vip es una gozada. 

A falta de 10' para la salida los "gallos" empezaron a entrar al cajón y tras los típicos comentarios, se dio la salida.
Increíblemente más fácil rodar adelante sin tener que adelantar a 200 o 300, rodé entre los 20 primeros hasta casi el km 70.

Por un momento llegué a pensar en que podría llegar de nuevo en cabeza pero los calambres que normalmente aparecen en el km 100, esta vez aparecieron en el 50. Claro síntoma de que me estaba pasando de vueltas, intenté controlar los esfuerzos pero en una carrera de desgaste en el que la gente se cae por puro agotamiento, no fue posible estar con los buenos más allá del km 70 justo cuando empezaron a producirse los primeros ataques.

En el falso llano que lleva al ultimo alto, el equipo Orbea intentaba cazar a David Garcia (finalmente ganador de la carrera) forzaron el ritmo y se tenso mucho el grupo, algo de aire lateral y ligeras subidas hicieron que se rompiera el grupo de unos 50 que rodabamos en cabeza. Cuando me quede cortado me encontraba en el grupo de cabeza de 10.


En el momento que te quedas de rueda y ya no estás en la pomada, da igual el 15 que el 150 y la cabeza hace mucho. Las piernas dejaron de funcionar, duras, acalambradas y el corazón que no da más.
Me pasaron los grupos posteriores de 5, 7,3,8....

Esos ultimos 40 km fueron un suplicio con dudas de poder llegar a meta y con fuertes dolores en cualquier pequeña subida.
Llegando a la meta en 58° posición me encuentro con una mezcla de decepción y realidad. El año pasado con mi 2° puesto fue un punto de inflexión en el que hace falta mucho esfuerzo y suerte para poder volver a un buen nivel competitivo.

Un fin de ciclo que me ha hecho disfrutar de una segunda juventud, mientras disfrutamos de la paternidad y continuamos jugando a ser ciclistas en próximas pruebas como Quebrantahuesos, Cataluña bike race y las que se pongan por en medio.

Leave a Comment

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment: